¿Piscina de sal o piscina de cloro?

June 18, 2021 Miguel Angel Lopez Soriano



Comienzan las temporadas de baño, y las piscinas estarán más presentes en nuestras vidas durante estos meses. Si tienes piscina propia o pretendes tenerla en breve, quizá debas plantearte esta cuestión.

¿QUE TIPO DE AGUA QUIERO TENER?

Para que podáis hacer una elección adecuada lo primero a tener en cuenta son las tareas que hay que realizar para el correcto cuidado de vuestras piscinas, que son:

  • Limpieza de fondos y paredes.

  • Filtración.

  • Cloración.

  • Nivel de PH.

En base a estos criterios, podrás decidir que tipo de agua te interesará más

CLORO:

Para una piscina de cloro es esencial que éste y el PH estén siempre equilibrados, ya que la discordancia del PH, no estando dentro de los valores idóneos que son entre 7,2 y 7,6, causaría problemas para el baño. Si no existe esta concordancia de PH y cloro, este se degrada, produce cloraminas y esto podría conllevar a irritaciones y mal olor.

Beneficios:

  • Muy efectivo para la eliminación de moho y bacterias.

  • Inversión inicial menos costosa con respecto a la de sal.

  • Menos consumo de electricidad.

Desventajas:

  • Requiere mayor mantenimiento que la de sal.

  • Su coste a largo plazo es mayor debido a la compra de los productos químicos.

  • Debe de usarse y almacenarse con cuidado, fuera del alcance de niños y animales.

  • Produce irritaciones de ojos y piel.

  • Algunas personas son alérgicas al cloro.

SAL:

Podrá ser utilizada en todo tipo de piscinas y revestimientos.

Su concentración de sal es mucho más baja, por supuesto, que la que encontramos en el mar, pero conservando los beneficios para la piel y las mucosas.

Este tipo de cloración se realizará a través de un equipo de electrolisis produciendo un cloro que no se degrada sino que se elimina por los efectos de los rayos del sol.

Otra de las ventajas es que se podrá unir un controlador de PH ya que son totalmente compatibles, asegurándonos una acidez del agua óptima tanto para su desinfección como para nuestro organismo. La instalación de dichos dispositivos es muy sencilla.

Beneficios:

  • El cloro salino no se degrada.

  • No produce irritaciones de piel.

  • Disminuye la irritación de los ojos.

  • No se utilizan productos químicos.

  • No produce desteñimiento en la ropa de baño.

  • Mayor higiene y salud.

  • Comodidad.

  • Mayor desinfección del agua.

  • Ahorro: más económico.

Desventajas:

  • La inversión inicial en maquinaria, con respecto a la de cloro es mucho mayor.

  • El sabor del agua para los niños es más desagradable.

  • Exige mayor control del PH del agua, ya que suele ser más alto debido a la sal.

Y, tras mostraros una vista general de cuáles serían los beneficios y desventajas de estas dos opciones, vosotros ¿cuál elegiriais?